Cabecera de Albalate del Arzobispo
Inicio Eventos Reseña
histórica
Datos
economicos
AgroTienda Rutas Lugares
naturales
Bienes interés
cultural
Galería de
imágenes
Servicios
públicos
 
 

Libros digitales de Albalate del Arzobispo

Gran Enciclopedia Aragonesa
Gran Enciclopedia Aragonesa
Museos y Centros de Interpretación de Alacón Biblioteca Virtual de Aragón
Biblioteca virtual de Derecho Aragonés
Centro de Estudios del Bajo Martin (Teruel)
 
   
   
Híjar (Teruel)
Urrea de Gaén (Teruel)
Ariño (Teruel) Andorra (Teruel)
Lécera (Zaragoza)
Muniesa (Teruel)
   
   
   
   
   
   
   
   
   
Hemeroteca de ABC Hemeroteca de La Vanguardia
Red de Bibliotecas de Aragón PARES Portal de Archivos Españoles
Diccionario Madoz  
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   
   

Juan José Garate

 
 
 
 
Emblemas de Albalate del Arzobispo
Escudo oficial de Albalate del Arzobispo (Teruel)

El Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo aprobó los siguientes emblemas municipales que fueron posteriormente autorizados por el Decreto 240/2002, de 11 de julio, de la Diputación General de Aragón, por el que se autoriza al Ayuntamiento de Albalate del Arzobispo, de la provincia de Teruel, para adoptar su escudo y bandera municipales:

- Escudo: Cuadrilongo con base circular. Partido, primero, de azur, un báculo de oro mirando al exterior brochante a vuelo de plata y surmontado de una mitra arzobispal de oro; segundo, de gules, un león rampante, de oro, portando una flor de lis, de oro, en su mano derecha. Al timbre, Corona Real cerrada.

- Bandera: Paño azul, de proporción 2/3, con su cuarto al asta rojo, con tres triángulos isósceles orientados al batiente, siendo más largo el central y acabado en una flor de lis. Sobre el centro de la franja roja figura un león amarillo, portando una flor de lis también amarilla en su pata diestra.  

 
Bandera oficial de Albalate del Arzobispo (Teruel)
 
 
 
 
Los Estrechos de Albalate del Arzobispo en el libro Patrimonio Geológico y Minero
 
 
 
 
 
Juan José Garate
Juan Jose Garate de Albalate del Arzobispo (Teruel)
 
 
 
 
 
 
 
Alfonso Zapater
Alfonso Zapater de Albalate del Arzobispo (Teruel)
 
 
 
Libro escrito por Alfonso Zapater de Albalate del Arzobispo
Libro escrito por Alfonso Zapater de Albalate del Arzobispo
Libro escrito por Alfonso Zapater de Albalate del Arzobispo
Libro escrito por Alfonso Zapater de Albalate del Arzobispo
 
 
 
Parte Oficial de Guerra del día 13 de marzo de 1938
 
 
 
Archivo Joan Cabré
 
 
Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España.
Escrito por Pascual Madoz (1.845)

Villa con ayuntamiento de la provincia de Teruel (a 30 horas), partido judicial de Híjar (a 2 horas), administración de rentas de Alcañiz (a 8 horas), diócesis, audiencia territorial y capitanía general de Zaragoza (a 19 horas).

Situación: a la izquierda del río Martín en una hondonada rodeada de colinas que la ponen al abrigo de los vientos.

Clima: el clima es bastante sano, siendo las fiebres intermitentes la enfermedad más común.

Cuenta en el casco de la población 926 casas, en lo general de dos pisos y con pocas comodidades; pero hay bastantes de regular construcción y buena distribución interior; forman varias calles y tres plazas, estas capaces y de agradable aspecto, y aquellas angostas y mal empedradas; lo que las hace incómodas y sucias, especialmente durante el invierno; hay un hospital para los pobres enfermos del pueblo y transeúntes, cuyas rent. consisten en parte de las que posee el santuario de la Virgen de Arcos, y en los prod. de muchas funciones de teatro que con este objeto ejecutan algunos aficionados del pueblo; una cátedra de latinidad asistida comúnmente por le a 20 jóvenes, a cargo de un preceptor, que por tal concepto usufructa un patrimonio regular; una escuela de instrucción primaria elemental frecuentada por más de 130 alumnos, dotada en 4.400 reales, otra de niñas, en la que a las xx discípulas que asisten, se les enseña las labores propias del sexo, por una maestra examinada, a quien se pagan anualmente 1.000 reales; y una iglesia parroquial bajó la advocación de Nuestra Señora de la Asunción, servida por un cura párroco, de tercer ascenso, un coadjutor y dos beneficiados penitenciarios, y seis particulares. El curato, la coadjutoría y los dos beneficios penitenciarios, los proveen S. M. y el ordinario en sus meses respectivos; el edificio es sólido y de buena fábrica. Consta de tres naves, de las cuales la del medio es excesivamente más alta que las otras dos; el altar mayor, los que aún se conservan ant. y la portada, son todos objetos de mucho gusto; no así los retablos construidos con posterioridad.

El cementerio parroquial está fuera de la población, en paraje bien ventilado, junto a la ermita de San José; también se encuentra junto a la margen izquierda del río Martín, a distancia de 2 horas de la villa, el santuario de la Virgen de Arcos, famoso por los baños llamados de Ariño, que tan buenos efectos producen en las erupciones herpéticas. La casa es grande y tiene muchas y cómodas habitaciones donde se proporciona a los bañistas sin retribución alguna, más que la que su caridad o devoción les inspira, camas y bajilla por el tiempo que permanecen. La administración de este Santuario está a cargo del ayuntamiento que tiene allí de continuo su capellán; en su hermosa huerta se coge trigo, maíz, aceite, seda, frutas exquisitas y hortaliza.

La iglesia, aunque sólida y de buen as pecto, nada contiene que llame la atención. Situada así mismo fuera de la población, aunque a corta distancia, hubo antes de la exclaustración un convento de Capuchinos.

El término continua por el norte con el de Híjar, distante 2 horas; por este con el de Urrea de Gaén a 1/2 hora; por el sur a la misma distancia que el primero, con este Andorra, y por el oeste con los de Lécera y Ariño a 2 horas, y a 3 horas con el de Muniesa.

Dentro de esta circunferencia hay hasta 80 masadas y parideras, diferentes balsas en las hondonadas que forma el monte, de las que se sirven los vecinos para la cocliora de toda clase de legumbres, y otras varias para abrevadero de los ganados; hacia la parte de Ariño y Muniesa se eleva una cordillera bastante alta, que se denomina puerto de Albalate, donde se cría mucho pino, coscojo, romero, y abundantes yerbas, tanto de pasto como aromáticas y medicinales; también, hay canteras muy abundantes de piedras jaspes de diferentes colores y de mucho gusto, como también jaspe pajizo, y todo de mucha consistencia y solidez, los cuales son muy hermosos después de labrados.

Lo demás del terreno es llano; aunque con algunas suaves colinas; es pedregoso, de miga, y bastante fértil; se cultivan con 900 caballerías de labor 400 cahizadas de tierra de primera calidad, 3.800 de segunda y 2.800 de tercera.

La huerta abraza 850, de las cuales 400 pertenecen a la primera clase, 250 a la segunda, y 200 a la tercera; el río Martín la fertiliza con sus aguas por medio de una acequia; hay sobre él un puente de piedra de cinco áreos con ocho pies de elevación, cría pocos barbos y madrillas, y da movimiento a dos molinos harineros, uno de aceite y un batan. En la huerta crecen muchas moreras, olivos y frutales de varias clases.

Los caminos son de pueblo a pueblo, todos carreteros y se hallan en buen estado.

Hay tres correos a la semana que llegan los domingos, martes y viernes a las 5 de la mañana, y salen los martes, jueves y sábados a la una de la tarde.

Producción: vino, aceite, trigo, cebada, maíz, legumbres, frutas, hortalizas, seda, ganado lanar con numerosa cría de corderos y abundante lana, caza de perdices, conejos y liebres y algún lobo.

Industria: xx telares de lienzo y de bayetas y xx estameñas.

Comercio: vino, aceite, seda y lana y x tiendas que venden por menor; todas las especulaciones se hacen a dinero.

Población: 937 vecinos, 3.746 almas.

El presupuesto municipal asciende a 30.800 reales se cubre con los productos del arriendo del molino de aceite que rinde xx reales y para lo que falta se hace un reparto catastral entre los vecinos. Es del señorío del arzobispado de Zaragoza.

Esta villa, de fundación árabe, con la que se la dio el nombre de Albalat, se apellidó Del Arzobispo, por corresponder su señorío el de Zaragoza. En el palacio que éste tenía en ella, falleció D. Juan de Aragón, en 19 de noviembre de 1475. En 15xx, Don Juan, que ejercía aquella dignidad, y Don Luis de Ixar, conde de Belchite, siguieron pleito sobre la pertenencia de cierto azud, sito en los términos de Albalate, que confinaba con otros pueblos del conde.

En 21 de marzo de 1836 las fuerzas de Cabrera unidas a las de Quilez y otros cabecillas, sostuvieron en las inmediaciones de esta población, una escaramuza, con las tropas del coronel Churruca; sm que el cuidado de este coronel pudiera impedir, que en lo sucesivo fuese hostilizada esta villa a cada momento por las fuerzas carlistas.